Corre el reloj para decidir por descargue de diésel de barco extranjero

The content originally appeared on: Radio Isla TV

El director ejecutivo de la Autoridad de los Puertos, Joel A. Pizá Batiz, explicó que para el mediodía esperan completar la solicitud de un waiver o permiso para entregar al U.S. Customs Border Protection (CBP), primera agencia federal que interviene en dichos procesos, para permitir que el barco que se encuentra cerca de Puerto Rico con más de 300 mil barriles de diésel pueda descargarse a la compañía de gas Peerless Oil & Chemicals, Inc., en Peñuelas.

El cargamento se encuentra en una embarcación proveniente de Texas, aunque el contenido es manejado por la British Petroleum (BP). En las últimas horas ha habido confusión debido a que, presuntamente, la administración del barco pidió una autorización al gobierno estadounidense para descargar el producto, ya que, según el Acta Jones de 1917 y las leyes de cabotaje a las que está sometido Puerto Rico, no pueden entrar libremente embarcaciones sin bandera estadounidense. No obstante, Pizá Batiz aseguró que no es cierto, por lo que el Gobierno local se encuentra gestionando el permiso para permitir la descarga del producto tan necesitado a más de una semana del paso del huracán Fiona, cuando una buena parte de la población aún no cuenta con energía eléctrica.

“Lo que ellos miran es cuánto es el suplido de diésel en Puerto Rico, la exportación, importación… Porque lo que busca el mandato de ley es que, en efecto, no hay barco de bandera americana que pueda suplir esta demanda”, explicó el secretario para indicar que las autoridades federales evaluaron la solicitud y constatarían si no hay carga estadounidense que pueda proveerse, en vez de la que espera al sur del país.

Entretanto, Pizá aseguró que no hay ningún problema con el Acta Jones porque, incluso, Puerto Rico ha recibido más de 600 mil galones de diésel de embarcaciones extranjeras en las pasadas dos semanas.

“Aquí tenemos una petrolera que debió haber hecho correctamente el waiver y que el Gobierno, por tener esos 300 mil barriles, va a hacer todo lo que esté en sus manos para hacerlo. Pero es una posición muy compleja porque estamos tratando de hacer un waiver en tiempo récord”, expresó al destacar que el tiempo corre y que BP, que tiene los recursos adecuados para haber solicitado el permiso, puede partir si no gustaran esperar a que se apruebe el waiver. Según Pizá, la intención es meramente vender y no asistir al país en su necesidad, por lo cual será culpa de BP el que la isla se quede sin el recurso.

Si el barco “abandona o decide irse porque ahora ellos no tienen mucho tiempo pa’ esperar por el waiver que sometieron, alegadamente, hace una semana y que ayer fue que llegó a la oficina del secretario (del Departamento de Seguridad Nacional, Alejandro) Mayorkas después de la llamada del Gobierno, y ahora se van porque quieren venderle los 300 mil barriles a otro destino, pues, no es culpa de Peerless y no es culpa del Gobierno. Tú no puedes quitarme el reloj y luego preguntarme la hora […] Tú no puedes crear la crisis y luego hacerte la víctima”, reiteró el funcionario al señalar, también, que BP había establecido, al menos, 48 horas para el descargue.