Ciudadanos piden a la jueza Swain que rechace el Plan de Ajuste de la AEE

The content originally appeared on: Metro Puerto Rico

Con planteamientos sobre la amenaza que sobre su calidad de vida tendría el plan de pagos propuesto por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) bajo el Plan de Ajuste de la Autoridad de Energía Eléctrica (PAD-AEE) un grupo de ciudadanos compareció ayer ante la jueza Laura Taylor Swain.

El llamado cargo heredado impactará la tarifa de electricidad durante los próximos 35 años.

El cuarto PAD busca pagar $2,536 millones de la deuda de los bonistas. El representante de los consumidores ante la Junta de Gobierno de la AEE había dicho a principios de año que el PAD aumentaría la factura del servicio eléctrico un 25% para pagar 10% a los bonistas y 15% a los pensionados de la AEE.

El testimonio de unas veinte personas se produjo en el segundo día del juicio de confirmación del PAD-AEE que se lleva a cabo en el Tribunal de Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico.

Los ciudadanos, que incluyeron jubilados, legisladores, directivos de organizaciones no gubernamentales y empresarios, entre otros, solicitaron a la jueza Swain que rechace el PAD-AEE por considerar que el mismo amenaza la actividad comercial de la isla y la propia vida de los puertorriqueños.

Entre los deponentes estaba Miriam Ana Sobá, una consejera profesional viequense, que le planteó a la jueza que un aumento a la tarifa de la luz creará u caos y agravará el problema de gentrificación que vive su comunidad. Sobá destacó que el ingreso promedio en Vieques es de unos $10,000 y que la mitad de sus residentes vive bajo el nivel de pobreza mientras que el 40% de la población tiene 60 años o más.

“El plan acabará con la economía y su gente”, sostuvo la mujer.

Por su parte, Luis Rafael López Colón, un jubilado de 65 años, expresó su larga lucha ante el continuo aumento en el costo de la electricidad en Puerto Rico. El hombre destacó el envejecimiento de la población en la isla y la gran cantidad de personas que tendrán que seguir trabajando pasada la edad de retiro, aún con problemas de salud.

Cathy Kunkel, analista del Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero, afirmó ante el tribunal que no hace sentido destinar fondos a los bonitas de la AEE en lugar de utilizarlos para reconstruir la red eléctrica y brindar a la isla una infraestructura energética resiliente y asequible.

También testificó el profesor universitario Juan Carlos Martínez Cruzado, quien relató a la jueza Swain el impacto que el deficiente servicio eléctrico ha tenido en la educación. El profesor mencionó que los apagones afectan el desempeño de los estudiantes y afectan las investigaciones que se realizan en el campus universitario.

Martínez Cruzado urgió a la jueza a que permita que se invierta en mejorar el sistema eléctrico y que rechace el PAD-AEE.

Mientras tanto, Ramón L. Ortiz Erazo, presidente de la Asociación de Detallistas de Gasolina de Puerto Rico, urgió a la jueza a no aprobar el plan por el impacto significativo que tendrá en las gasolineras del país, por el alto consumo que tiene este tipo de negocio. Estimó que el plan aumentaría el pago de electricidad de unos $2,500 a $3,000 mensuales, gasto que terminaría impactando al consumidor.

La presidenta de la Asociación de Administradores de Condominios, Sharon Rodríguez, expresó preocupación por el impacto que el aumento a la tarifa de electricidad tendrá en gran parte de los residentes de ese tipo de estructura que son jubilados de sobre 60 años. Sostuvo que un nuevo aumento al pago de luz impactará también las cuotas de mantenimiento que se pagan en los condominios.

Tras finalizar los testimonios, la jueza Swain decretó dio por finalizados los trabajos por hoy. El juicio continuará mañana.