Aseguran que revés del Senado no retrasa proyecto de descentralización en Educación

The content originally appeared on: Metro Puerto Rico

Luego de que el Senado de Puerto Rico rechazara el reglamento que le daría forma a las Oficinas Regionales Educativas (ORE) como parte del proceso de descentralización del Departamento de Educación (DE), Emilio Nieves, secretario general de UNETE, dijo este revés no tendría un impacto significativo en el avance del proceso de descentralización.

Esto a pesar de que la secretaria de Educación, Yanira Raíces asegurara en Primera Pregunta (Telemundo) que esto atrasaría la implementación de la primera agencia educativa local (LEA, en inglés) para agosto del 2025.

Según Emilio Nieves, secretario general de UNETE, el rechazo del reglamento no está directamente relacionado con el avance real de la descentralización. Nieves explicó que el reglamento podría haber sido solicitado en años anteriores y su rechazo no debería ser interpretado como un obstáculo insalvable en el camino hacia una verdadera autonomía escolar.

“Ellos (DE) pretendían que se aprobara en ese reglamento lo pudieron haber pedido desde que se creó la ley. Porque como está basado en la ley, ese reglamento lo podían pedir en el 2018 2019 2020. Ese reglamento no tiene nada que ver. Claro, tiene que ver con la visión de descentralización que ellos tienen, pero choca con la visión de descentralización porque tienen todos los demás sectores que renunciaron, incluso las personas que no han renunciado acá por lo bajo que también tienen la misma queja”, aseguró.

Recientemente, expertos del equipo encargado de implementar la descentralización del sistema educativo en el Departamento de Educación (DE) mediante la Iniciativa de Descentralización Educativa y Autonomía Regional (IDEAR) renunciaron a los trabajos. Según explicaron en una carta, esta decisión surge debido a diversas discrepancias con el desarrollo del proceso, según lo expresado en una misiva donde señalan el descontento ante lo que consideran un proceso caracterizado por decisiones centralizadas, falta de transparencia y una participación ciudadana efectiva insuficiente.

Nieves, comentó que, “Las razones para esa renuncia evidencian que el proceso de descentralización ha enfrentado resistencia por parte de la Secretaría de Educación y del Gobierno, quienes han mostrado reticencia a implementar una descentralización efectiva. La expectativa era lograr autonomía para las escuelas en ámbitos administrativos, fiscales y docentes, así como iniciar un proceso de despolitización del sistema educativo. Sin embargo, ninguna de estas propuestas ha sido incorporada en el proceso, lo que demuestra un fracaso en la iniciativa gubernamental”.

Nieves también criticó la premura del Gobierno para implementar la agencia educativa local (LEA, en inglés), señalando que el plan piloto no ha sido evaluado adecuadamente antes de avanzar con la implementación. Además, destacó que el reglamento propuesto no refleja las recomendaciones de los expertos renunciantes ni de las organizaciones magisteriales, lo que evidencia una falta de consideración hacia las opiniones y experiencias de los involucrados en el proceso educativo.

Por otra parte, el vicepresidente de la Asociación de Maestros de Puerto Rico, Raúl González Colón, expresó su preocupación respecto al proceso de descentralización del sistema educativo en la isla. González Colón señaló que el proyecto de descentralización, impulsado por el Secretario de Educación Federal, Miguel Cardona y respaldado por una orden ejecutiva del gobernador Pedro Pierluisi, carece de los elementos necesarios para garantizar una participación ciudadana efectiva y una gestión transparente.

“Cuando hablamos de participación ciudadana no hablamos solamente de opinar por opinar, sino que por fin la ciudadanía, el grupo que está más cercano a la escuela, la comunidad que se está viendo afectada por los procesos, tuviera una participación destacada en todo este organismo. Por ahí es que entonces nosotros hacemos entrada a este proceso y Teníamos presencia en las 8 mesas de trabajo”, aseguró.

Explica que la asociación de maestros exigió ser incluida en el proceso y que no participan como voluntarios, sino por petición y acuerdo con el Secretario de Educación. Están comprometidos con principios como la defensa de la escuela pública, la protección de los convenios y la participación ciudadana.

“Nosotros como representantes exclusivos del magisterio, exigimos y le pedimos al secretario Cardona que fuéramos incluidos en este proceso, por tanto, nosotros no somos tan voluntarios, no nosotros estamos ahí por una petición y un acuerdo con el secretario”, explicó González Colón.

Señaló que algunos compañeros se retiraron de las mesas de trabajo porque no veían reflejadas sus preocupaciones en el proyecto y menciona que la premura en la implementación del proyecto podría tener un impacto negativo. También criticó la falta de transparencia en la toma de decisiones y la centralización del poder.

González Colón menciona que la Ley 85 del 2018 creó estructuras para atender estas situaciones, pero durante los seis años posteriores a su firma, el proceso ha estado inoperante. Con la postura del Secretario Federal y la petición del gobernador, se esperaba que finalmente se iniciara el proceso de descentralización.

Por otro lado, el Departamento de Educación Federal aseguró ante posibles retrasos que, “está al tanto de la situación actual y está listo para apoyar y garantizar que los esfuerzos de descentralización sigan en marcha. Entendemos que esta es una transformación educativa compleja y que más retrasos solo perjudicarán a los estudiantes, educadores y la comunidad escolar”.