Alcalde de Cayey describe que su población está ‘presa’ desde el paso de Fiona

The content originally appeared on: Radio Isla TV

El alcalde de Cayey, Rolando Ortiz Velázquez, volvió a denunciar en Radio Isla que aún no tienen respuesta de LUMA Energy sobre por qué no cuentan con el servicio eléctrico.

“No tenemos luz, LUMA no responde, esto ha sido la crisis… Esto es peor que María. Porque por lo menos en María uno tenía un rayito de esperanza pero aquí no hay manera. Es una cosa que, por más que uno trata, es increíble. Como que no se percibe de la agencia LUMA esa sensibilidad. Yo todavía no he visto un recurso de ellos hablando conmigo”, afirmó el primer ejecutivo al señalar que en los sectores que hay servicio eléctrico se va constantemente.

Nota relacionada: “Yo no he visto un camión de LUMA en Cayey”, expresa el alcalde Rolando Ortiz Velázquez

Ortiz Velázquez informó que, con recursos municipales y el amparo de organizaciones, al momento han repartido compras y agua embotellada para personas con familiares encamados, que han alimentado a unos 3,000 ciudadanos, que continúan asistiendo en derrumbes y que los comercios están cerrando por la falta de diésel. 

Nota relacionada: Gobierno designa a la Guardia Nacional para que distribuya diésel en las gasolineras

“Tengo el hospital municipal que no me quieren energizar… El hospital municipal que es una operación muy pero que muy importante para la ciudad porque es el hospital que la gente más utiliza”, añadió.

El primer ejecutivo municipal indicó que no hay razón para que su pueblo no esté energizado, a menos que haya algún tipo de discrimen. Por otra parte, informó que ya no cuenta con personas refugiadas, debido a que en esta ocasión muchos optaron por albergarse junto a sus familiares y vecinos.

“Las comunidades adoptan las personas en sus casas. Y ya yo te diría que casi todos han regresado a sus hogares. Ahora no tenemos refugiados. Ahora, te podría decir, que tenemos presos. La gente está presa en sus hogares porque no se pueden mover, no tienen con qué alimentarse, no tienen con qué hacer una vida normal”, lamentó Ortiz Velázquez.